Luis Enrique No marco territorio no soy un perro de caza

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado este viernes que lo que más le interesa del partido de mañana contra el Rayo “es el marcador” y no tanto la posesión del balón, aunque ha defendido que con el control del partido es más fácil llegar al triunfo.

Luis Enrique.
Luis Enrique.

Foto: EFE en español

Luis Enrique es sabedor del debate que se originó en el entorno azulgrana después de que el año pasado en Vallecas el Barça, a pesar de golear al Rayo (0-4), perdió el control del balón tras tres años ininterrumpidamente sin haber perdido la posesión contra un rival.

“Que se haya generado un debate no tiene importancia porque también se genera debate porque se mueve una piedra. Los dos equipos querremos lo mismo mañana: nosotros consideramos que el balón es fundamental para conseguir la victoria y bajo esa premisa vamos a actuar”, ha subrayado.

“Al acabar el partido, veremos, pero sobre todo, me interesa el marcador. La idea de llevar el peso del partido es clara por parte de los dos equipos. Pero sin ninguna duda, lo más importante es el resultado, el marcador, que es lo que condicionará si hemos estado mejor que el rival y, además, no es determinantes porque a veces tienes más posesión y no ganas “, ha añadido.

“Intento sacar el máximo rendimiento”

Luis Enrique ha rechazado una crítica que le ha lanzado el padre de Bojan Krkic, quien ha asegurado que el asturiano suele dejar en el banquillo a jugadores significativos (Xavi y Piqué, en el Barcelona) para marcar territorio: “Yo no marco territorio. No soy un perro de caza. Yo gestiono mis jugadores y desarrollo mi labor con un claro objetivo: intentar sacar el máximo rendimiento global de mis jugadores”.

Acerca del estilo que ha impuesto en el Barça, Luis Enrique considera que uno de los más beneficiados es Iniesta y respecto a Xavi ha aplaudido que el jugador no se quiera resignar a vivir en el banquillo, condición que ahora le ha tocado soportar.

Finalmente, Luis Enrique ha abordado las críticas que han recaído sobre su trabajo, especialmente tras el empate contra el Málaga y el juego exhibido y el tropiezo en París. “Mi posición es neutra. Ya sé a dónde he venido y conozco el cargo. Ni leo ni miro cosas que no me interesan y que no me van a ayudar. Me mantengo centrado en mi trabajo y haciendo autocrítica, pero de puertas adentro”, ha señalado.

“Desde que me senté aquí, he dicho que esto va a ser difícil y lo va a ser mucho más. Hemos empezado bien y estamos en una situación buena, pero las dificultades van a llegar, no tengo ninguna duda. Hay críticas yendo bien y, yendo mal, ya ni te digo nada… ¡será una fiesta! Pero esto ya lo sé. O lo aceptas o… a otra cosa mariposa”, ha concretado.

Vermaelen sigue recuperándose

Luis Enrique ha informado de que Rafinha recibirá este sábado el alta y que el belga Vermaelen continúa su proceso de recuperación y que no forzará porque entiende que a veces tiene que dar “un paso atrás para tomar impulso”, tras haber experimentado una pequeña recaída, tras un largo año sin jugar.

Acerca del choque de mañana en Vallecas, Luis Enrique se ha mostrado un ferviente seguidor tanto del Rayo como de su entrenador, Paco Jémez. “Creo que será un partido diferente al de París. Será un encuentro en el que el Rayo presionará, como es habitual. Es un equipo que me gusta, especialmente desde hace varias temporadas, desde que está Paco Jémez. Un equipo que no especula, que te complica la vida, te reduce los espacios y que sale a jugar”, ha dicho.

“El Rayo es un equipo atractivo que no concede nada. Me gusta mucho el Rayo y su entrenador. Es uno de los equipos más atractivos para ver en la Liga”, ha añadido, mientras que del técnico rival, ha subrayado: “Paco Jémez tiene una identidad futbolística y la transmite a sus jugadores. Aboga por un fútbol que a mí me gusta: tener el balón y generar ocasiones de gol, de presionar, valores con los cuales me identifico. Está preparado para coger a un equipo grande, en el que se verán las mismas señas de identidad”.