¿Es real la adicción al porno?

El problema no es tan claro como se puede pensar.

¿Es real la adicción al porno?, con la gran variedad que existe en estos días muchas personas se pueden sentir aún más atraídas a la pornografía.

Erica Garza, la autora de Getting Off, es una de las voces más recientes que afirman que la adicción a la pornografía es una verdadera afección médica. Ella ha mencionado que su nuevo libro es una visión intensa de su propio viaje personal a través de su obsesión y recuperación.

“A los 30 años, a las 24, incluso a los 12, me era imposible pensar en el placer sexual sin sentir vergüenza de inmediato”, dijo Garza en The Cut.

“Me sentí mal por el tipo de pornografía que vi. Me sentí mal acostándome con gente que no me gustaba. Me sentí mal por los sentimientos con los que me deleité cuando estaba teniendo relaciones sexuales con personas a las que realmente amaba”.

Aunque las confesiones de Garza hablan sobre cierta afectación a la psique de la escritora, aún no existe un consenso real dentro de las comunidades científicas y médicas de que la adicción a la pornografía sea real.

El doctor Justin Lehmiller, profesor de psicología social en Universidad Estatal Ball, dice que el uso excesivo de porno no se ajusta al modelo de una adicción típica.

Psychology Today ha mencionado que las personas que se autodiagnostican con adicción al porno sufren síntomas como vergüenza y culpa, al igual que lo descrito por Garza. Los estudios han revelado que la culpa va relacionada con un trasfondo religioso estricto, lo que hace que las personas sean propensas a autodiagnosticarse como “adictas al porno”.

Estar buscando en internet este tipo de videos no significa que corras riesgo de volverte adicto u obsesivo. Aunque si este tipo de adicción va acompañada con algunas actitudes (como agresividad), debe ser más que vigilada por la persona.

También podría gustarte